Demorar la enfermedad renal

Man fishing

Que tus riñones funcionen, aunque sea un poco, puede ayudar a que te sientas mejor y vivas más tiempo. Si puedes ralentizar tu ERC, puedes demorar la necesidad de tratamiento para la insuficiencia renal. Los tipos de cambios que puedas hacer para ayudar a tu corazón o al resto de tu cuerpo, también ayudará a tus riñones. Aquí tienes algunas cosas que puedes hacer o evitar para proteger tus riñones:

Blood sugar meter being used
Blood sugar meter
  • Mantén el azúcar en la sangre dentro de los valores adecuados. El azúcar alto en la sangre daña los vasos sanguíneos, incluso los nefrones de los riñones. Si tienes diabetes, tu doctor te dará un valor objetivo para el azúcar en la sangre en ayunas y para 2 horas después de comer. Analiza el azúcar en la sangre con frecuencia para ver cómo cambia según lo que comes y la actividad que tengas. Si aún no lo has hecho, disminuye los azúcares agregados y los carbohidratos refinados, como el pan, los pasteles y el arroz. Toma caminatas o encuentra otras formas de estar activo. Toma tus medicamentos para la diabetes como te los recetaron.

  • Mantén tu presión arterial dentro de los valores que te dio tu doctor. Incluso si tu presión arterial fue baja durante toda tu vida, ahora puede ser alta y difícil de controlar. En la ERC, es normal necesitar más de un medicamento para la presión arterial. Revisa tu presión arterial en casa. Lleva un registro de los resultados para que puedas contarle a tu equipo de atención cuando está alta o baja y en qué horario(s) tomas tus pastillas para la presión arterial. Habla con tu doctor si sientes efectos secundarios; tal vez otro medicamento funcione mejor contigo. El ejercicio también puede ayudar a bajar la presión arterial.

  • Pierde peso si estás con sobrepeso. El estudio de 10 años de CARDIA en gente joven (promedio de 35 años de edad) descubrió que cuanto mayor peso tenían las personas, más rápido decaía su función renal. Esto era así incluso si no tenían diabetes o presión arterial alta. Es difícil perder peso, pero es posible, y hay muchos métodos que pueden funcionar. Pide ayuda a tu equipo de atención si lo necesitas.

  • No consumas bebidas gasificadas. Un gran estudio ha vinculado el consumo de una o más bebidas gasificadas regulares al día con el daño renal. Un segundo gran estudio descubrió que dos o más bebidas gasificadas dietéticas al día pueden provocar o acelerar el daño en los riñones.

  • ¡Si fumas o usas drogas de la calle, intenta dejarlo! Fumar y la mayoría de las drogas puede dañar los riñones. Por supuesto que si parar fuera fácil, todos lo harían. Hay varias formas de dejar de fumar: desde parar de repente hasta los parches, las gomas de mascar de nicotina o los cigarrillos electrónicos. Incluso disminuir la cantidad puede ayudar. Si consumes drogas de la calle, es posible que necesites un programa de rehabilitación. Habla con tu equipo de atención si necesitas ayuda para dejar un hábito que está afectando tu salud.

  • Equilibra el pH de tu sangre. Un pH saludable en la sangre está entre 7,38 y 7,42. Cuando los riñones no funcionan bien, pueden fallar al mantener el equilibrio ácido-base en tu cuerpo. El ácido se puede generar de la proteína que comes. Los granos y los alimentos con proteína como la carne, los huevos, los lácteos, los frijoles y los guisantes forman desechos ácidos y se descomponen. Tu cuerpo necesita proteínas para los músculos y su propia reparación. Pero la mayoría de nosotros come muchas más proteínas de las que necesitamos. Una dieta baja en ácido (con muchos vegetales) es una forma de ayudar a los riñones a durar más tiempo, al menos si eres mayor. Pregúntale a tu doctor si el bicarbonato de sodio puede ayudar a proteger tus riñones, también. Los comprimidos son muy baratos y funcionan.

Examples of dairy products
  • Come menos proteínas. Cuando la proteína se descompone, forma nitrógeno ureico en la sangre (BUN). Es difícil eliminar el BUN de los riñones. Cuando comes menos proteínas, creas menos BUN, y esto puede ayudar a tus riñones a durar un poco más. Investigaciones han descubierto que comer muy pocas proteínas puede ayudar aún más, pero esto no es fácil de hacer y existe un riesgo de desnutrición.

  • Come menos fósforo. El fósforo se encuentra en la carne roja, la carne de ave, el pescado, los lácteos, las nueces, los frijoles y las bebidas cola. Los riñones débiles no pueden eliminar tanto fósforo de tu sangre. Cuando los niveles son altos, tus huesos se debilitan.

  • Limita los mariscos. Investigaciones han descubierto que una toxina llamada ácido domoico en los mariscos y algunos peces que comen algas puede dañar los riñones en los ratones. Las personas no son ratones. Pero lo preocupante es que niveles muy pequeños de la toxina pueden dañar los riñones. Los mariscos también tienen altos niveles de purinas, lo que puede ser un problema si tienes gota. Por lo tanto, sería una sabia decisión reducir el consumo de mariscos si comes demasiados.

  • Evita los alimentos enlatados. La mayoría de las latas de alimentos en EE. UU. está revestida con bisfenol A (BPA). El BPA se ha vinculado con la presión arterial alta, la diabetes y la obesidad. Muchos alimentos enlatados tienden a tener un alto contenido de sal o azúcar y están muy procesados también. Los frascos de vidrio y las cajas de cartón no tienen BPA.

  • Evita ciertas pastillas para calmar el dolor. Los medicamentos antinflamatorios no esteroides (AINE) como Advil®, Aleve® y Motrin® pueden causar daño al riñón. Los riñones necesitan un buen flujo sanguíneo para funcionar. Los AINE reducen el flujo sanguíneo dentro y fuera de los riñones. En la mayoría de los casos, lleva años de uso diario para que los AINE causen ERC. Pero, una vez que la ERC está presente, los AINE pueden empeorarla más rápido. Habla con tu doctor sobre las opciones de tratamientos para el dolor que no dañen más tus riñones. Si tomas un comprimido de vez en cuando y tus riñones aún funcionan, bebe un vaso lleno de agua con él.

  • ¿Necesitas una radiografía con tinte de contraste? Pide que se tomen las precauciones para los riñones. El tinte que se inyecta en una vena para una resonancia magnética o tomografía computada puede pasar a tus riñones. Un tinte llamado gadolinio puede causar daño al riñón. Este tinte también puede provocar un problema raro llamado fibrosis sistémica nefrogénica (FSN). La FSN puede engrosar la piel y los órganos, y puede ser fatal. No existe tratamiento para la FSN. Si un doctor indica una prueba radiográfica con contraste, pregúntale si hay otro modo de averiguar esos resultados. ¿Un ultrasonido podría funcionar? Si tienes que hacer el contraste, no olvides decirle al radiólogo que tienes ERC. De este modo, puede diluir el tinte o darte una intravenosa (IV) con bicarbonato de sodio para eliminarlo de tu sangre.

  • Los antioxidantes pueden ayudarte. Cada célula de tu cuerpo necesita oxígeno. Pero demasiado oxígeno en los lugares equivocados puede “oxidar” y causar daño, muy parecido a la herrumbre. Los antioxidantes ayudan a proteger tus células y pueden ayudar a tus riñones. Pregúntale a tu doctor si te conviene tomar antioxidantes como estos:

    • Coenzima Q10
    • Cúrcuma

El aceite de pescado puede demorar el avance de la ERC que es causada por una enfermedad llamada nefropatía por IgA.

¡Ponte en marcha!

Woman kayaking

La ERC es un factor de riesgo de enfermedad cardíaca o derrame cerebral. Las mismas enfermedades que dañan el riñón tienden a dañar el corazón y los vasos sanguíneos. La buena noticia es que moverte hace circular la sangre, lo que potencia el flujo sanguíneo a tus riñones y ayuda a tu corazón. Así que, para tu cuerpo, todos ganan con los ejercicios. Incluso pueden ayudar a disminuir el avance de la ERC.

El objetivo es 30 minutos de movimiento activo todos los días. Y los 30 minutos no tienen que ser todos de una vez. Puedes separar tus ejercicios en bloques de 10 minutos si quieres.

¿Estás pensando en comenzar con un plan de ejercicios? Si ha pasado tiempo desde que has estado activo, primero habla con tu doctor. Comienza despacio y suma tiempo, distancia o peso lentamente. Controla tu progreso para poder ver cómo lo estás haciendo. Incluso puedes establecerte objetivos y recompensas cuando los alcances.

El ejercicio no tiene por qué ser un trote aburrido sobre una máquina en un gimnasio caro. Aquí tienes algunas opciones para que tengas en cuenta, y se te pueden ocurrir otras más:

  • Caminar es un gran ejercicio, y si tienes a un ser querido como compañero, también pasan tiempo juntos. Si el clima es agradable y vives en un lugar seguro, puedes disfrutar de una caminata al aire libre. Hay mucha gente que camina en centros comerciales o en sendas cubiertas, así que no se lo pierden. Una caminata con trote (intercambio de trote y caminata) te ofrecerá un ejercicio más intenso.

  • Comienza a practicar un deporte Desde bolos hasta tenis o bádminton. Si hay un deporte que te gusta, puedes pasar tiempo con otras personas y mejorar tu estado físico al mismo tiempo.

  • Haz alguna tarea. Pinta una cerca o una pared. Sal al jardín y quita las hierbas o poda los arbustos. Corta el césped con una podadora de empuje. Pasa la aspiradora en un par de habitaciones. Cumplirás con algunas tareas, te sentirás bien contigo mismo y estarás activo.

  • ¡Baila, patina, juega! Así saltes en un trampolín, remes en una canoa o lleves a tu compañero de paseo, moverse es moverse. Piensa en lo que te gustaba cuando eras pequeño, podría darte algunas ideas de las cosas que puedes intentar.

Siguiente sección:
Qué comer y qué no

Welcome to the brand-new LifeOptions.org!

If you can’t find something that you are looking for, please contact us at info@lifeoptions.org.