Cuidados paliativos

“Siempre he considerado la posibilidad de elegir el día, la hora, el lugar y la manera de morir como el mayor privilegio que nos ofrece la diálisis. Y es exclusivamente nuestro. Así que estoy tomando esa posibilidad con las dos manos. Ojalá tuviese una tercera mano para abrazarla aún más fuerte. He tenido una vida genial. La he disfrutado plenamente, a lo largo de estos 80 años. Incluso los últimos 10 años de diálisis. Ahora es momento de renunciar, de tomar el último tren a casa, de partir mientras las condiciones del camino son buenas.” Bob H.

La diálisis no siempre ayuda a la gente a vivir más tiempo. Para aquellos que tienen 80 años o más y están debilitados o sufren otras enfermedades, la diálisis no prolonga la vida. Para algunos, la mejor manera de tratar la insuficiencia renal puede ser dejar que la naturaleza siga su curso. A esto le llamamos cuidados paliativos.. También se le puede llamar tratamiento conservador sin diálisis.

Elegir los cuidados paliativos pueden tener sentido si:

  • Existe mucho dolor (como el del cáncer) que no puede evitarse.
  • Se presenta más de una enfermedad crónica severa al mismo tiempo.
  • La calidad de vida es pobre, con muy poca esperanza de que mejore.
  • Alguien no sabe lo que está sucediendo o lucha contra el tratamiento (como con la demencia).
Doctor with patient

Los cuidados paliativos no significan no hacer nada. Es un curso de tratamiento activo con:

  • Cuidados paliativos. A partir de la palabra “encubrir”, los cuidados paliativos ofrecen ayuda para enfrentar una enfermedad crónica y mejorar la calidad de vida. No acortan ni alargan la vida. El paciente tendrá visitas clínicas. De hecho, todo el personal del equipo de atención buscará modos de aliviar el dolor, los síntomas (como la falta de aire o problemas del sueño) y el estrés. Pueden usarse fisioterapia, masajes, medicamentos, dieta y otras técnicas.
  • Atención en un centro de cuidados paliativos. Los centros de cuidados paliativos ofrecen todo lo mencionado anteriormente, además de ayuda terapéutica y espiritual. El personal de este centro ayudará a la persona que está muriendo y a sus seres queridos. Los servicios pueden realizarse en el hogar, en un hospital o en un centro de cuidados paliativos. Para calificar para un centro de cuidados paliativos, un doctor debe escribir una carta que diga que a una persona le quedan 6 meses de vida o menos. Medicare se hará cargo de pagar la atención en un centro de cuidados paliativos.

Si lo que quieres son cuidados paliativos, habla con tus seres queridos. Asegúrate de que sepan cómo te sientes y por qué, y cuáles son tus deseos. Da por sentado que van a sentirse tristes y es posible que intenten hacerte cambiar de idea. Puede ser útil tener un consejero o capellán que te ayude a hablar con ellos. La mayoría de las religiones ve al hecho de decirle no a la diálisis como una manera de que ocurra una muerte natural, no como un suicidio.

Una muerte natural por insuficiencia renal no duele. A medida que las toxinas se acumulen en tu sangre, comenzarás a sentirte soñoliento. El agua acumulada en tu sangre puede hace que se te dificulte respirar. Es posible que quieras recibir tratamientos para eliminar el agua, pero no las toxinas para hacerte sentir cómodo. Una Directiva anticipada es una forma de decir lo que quieres y lo que no quieres para tu atención médica en caso de que no puedas hablar. Todos los adultos deben tener una. Un formulario de poder legal para atención médica te permite elegir a alguien que pueda hablar por ti en cuanto a las decisiones de la atención médica. Para obtener estos formularios, visita a un abogado, busca en internet o pregunta en el consultorio de tu doctor.

Holding hands

Cuando sabes que tu tiempo es limitado, puedes planear pasarlo con las personas que te importan. Puedes poner tus asuntos en orden. Asegúrate de que tus seres queridos sepan dónde encontrar los papeles importantes, como escrituras, cuentas bancarias y planes de seguros. Tal vez quieras reunir fotos o escribir cartas y compartir lo que te gustaría para un servicio conmemorativo. Puedes dar objetos queridos y ver las caras de aquello a quienes se los das. Puedes decir adiós.

“Imagino que este es el comienzo del fin. De ahora en adelante, me volveré más y más soñoliento día a día, hasta que finalmente caiga en un coma. Aún me siento tan relajado como antes sobre esto… se lo recomendaría a cualquiera que piense en probar la muerte por primera vez.” Bob H.

Siguiente sección:
Conclusión y recursos

Welcome to the brand-new LifeOptions.org!

If you can’t find something that you are looking for, please contact us at info@lifeoptions.org.